viernes , septiembre 17 2021

Deporte y empoderamiento femenino

 

Películas en todas las disciplinas deportivas, y con protagonismo netamente femenino hay muchas, éstas encantan, ya sea por representar historias dinámicas sobre atletas, triunfos, tropiezos y luchas, a veces tomadas de la vida real, otras veces de la ficción, o atraen, “por la adrenalina y emoción al combinar lo mejor de dos mundos, el espectáculo del deporte y el drama narrativo de una cinta, ya sean deportes individuales o por equipos… No se trata sólo de ganar, sino de mejorar como personas”. En el orden cronológico, veamos algunos ejemplos:

 

(1) “Ellas dan el golpe”, película basada en hechos reales, dirigida por Penny Marshall en 1992, que cuenta la historia de los Duraznos de Rockford, un equipo de beisbol femenino, integrado entre otras por Geena Davies y Madonna, a la orden de un entrenador ebrio y poco interesado en apoyarles, interpretado por Tom Hanks. La película se ambienta en 1943, mientras los hombres americanos estaban en la guerra, y el beisbol profesional corría el riesgo de desaparecer, pues no había suficientes jugadores para conformar una liga. Como contrapartida grupo de mujeres decidieron formar equipos y crear su torneo.

 

(2) “Triunfos robados”, comedia juvenil estadounidense dirigida por Peyton Reed en el 2000. Es la historia sobre la competición de “cheerleaders”, por llevarse el trofeo del campeonato nacional. En concreto, dos equipos de porristas, Toro de Rancho Carne High School, de San Diego, lideradas por Kirsten Dunst (como Torrance) y Eliza Dushku, versus los Clovers, un equipo de hip-hop de East Compton, que tiene como líder a Gabrielle Union (en el papel de Isis). La rivalidad entre ambas escuadras llega a su máxima tensión, cuando se descubre que la anterior capitana de los Toros le ha robado a los Clovers, sus vistosas rutinas coreográficas. Tras el éxito alcanzado por esta cinta, pronto le sucedieron una secuela de títulos de desigual manufactura artística.

(3) “Quiero ser como Beckham” (Bend it like Beckham), dirigida por Gurinder Chadha en 2002. Narra la historia de Jess Bhamra (Parminder Nagra), una joven de origen hindú, que vive con su familia en Inglaterra. Sus padres, desearían verla terminar sus estudios y casarse, como lo está su hermana mayor, respetando y siguiendo las tradiciones de su país de origen. Pero Jess sólo sueña con la práctica del fútbol. Al igual que su ídolo, la entonces estrella del Manchester United, David Beckham. Un día, una joven inglesa, Jules (Keira Knightley), la invita a entrar en un equipo femenino, “será el inicio de una bella amistad y de una gran aventura”.

 

(4) “Million Dollar Baby”, dirigida por Clint Eastwood en 2005, cuenta la historia de Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una joven desheredada de la vida, cuyo único objetivo es convertirse en una figura del boxeo femenino.

 

“Para lograrlo, visita un gimnasio de segunda, habitado por otros perdedores como ella, donde a regañadientes es entrenada por un veterano Frankie Dunn (Eastwood), hasta convertirse en la estrella que deseaba ser, viviendo ambos una relación paterno-filial, que se ve truncada por un trágico accidente que da un giro inesperado y polémico a la historia”.  Véase Oscar Bagán. http://www.publicacions.ub.edu/.

(5) “Whip it”. Película del 2009, ópera prima de Drew Barrymore como directora. “Esta comedia nos acerca al mundo del Roller Derby o la lucha en patines a través de Bliss (Elliot Page) una adolescente introvertida e insegura de 17 años de edad, aburrida de participar en los concursos de belleza a los que la lleva su madre y de vivir en una sociedad profundamente conservadora de Texas, por lo que encuentra en la liga de patinaje de Austin no solo la forma de rebelarse en busca de identidad, sino también a dar valor a los sueños de cada persona”.

 

(6) “Soul Surfer”, Película basada en hechos reales, dirigida por Sean McNamara en 2011, que narra la inspiradora historia de la surfista hawaiana Bethany Hamilton (interpretada por AnnaSophia Robb), “que a la edad de 13 años perdió el brazo izquierdo por el ataque de un tiburón, pero gracias al apoyo familiar, la fe, un espíritu inquebrantable y sobre todo su amor al surf, logró superar todos los obstáculos para regresar a las competencias y ganar varios torneos”.

(7) “Mary Kom”, drama de la India, dirigido por Omung Kumar en 2014, cuya mayor virtud es popularizar la figura de Mary Kom (interpretada por Priyanka Chopra), una boxeadora nacida en el estado tribal indio de Manipur. Empezó en el boxeo a los 17 años, después de probar con el atletismo, aunque su gran sueño siempre había sido subirse en un ring. Ganó su primera medalla (de plata, a los 18 años) en El Campeonato Mundial de Boxeo Femenino en Pensilvania, EUA”.

 

“Gracias a su talento y valentía se impuso no sólo al sabotaje de su propia federación nacional y a las patéticas ayudas a los deportistas olímpicos que dan en la India, un país obsesionado con el cricket, sino también a la discriminación al provenir de una minoría étnica en un estado donde hay problemas raciales y políticos, y encima, una situación de pobreza bastante general. En India la conocen como “Magnífica Mary” y es todo un símbolo para todo el país, especialmente para las niñas y para la gente de su pueblo natal”.

 

(8) “Reina de Katwe”, dirigido por Mira Nair (“¡Salaam Bombay!”), en 2016, sobre Phiona Mutesi (interpretada por Madina Nalwanga), la niña ugandesa estrella del ajedrez. Su biografía destaca que perdió a su padre por culpa del sida cuando tenía tres años. Tiempo después vio morir a una de sus hermanas y la malaria casi le cobra la vida cuando contaba con ocho años. Más tarde, “mientras pedía comida para su hermano por las calles de Katwe —las mismas que convirtió en su hogar— se cruzó con Robert Katende (David Oyelowo), el misionero que además de un plato de avena le ofreció unas clases de ajedrez”.

“Esa es la sinopsis de la vida de la primera persona de su país que se transformó en campeón mundial de la disciplina. Una extraordinaria historia que el escritor estadounidense Tim Crothers convirtió en libro, del que Disney compró los derechos para transformarla en el filme, Reina de Katwe«, cinta que retrata cómo el apoyo de su familia y su comunidad le otorgó la determinación para alcanzar su sueño de ser la mejor del mundo”.

 

Un camino tan imposible como milagroso, como expresó Crothers en su libro. «Phiona Mutesi, -dice este escritor-, es el último eslabón de los marginados. Nacer africano es ser un marginado en el mundo. Nacer en Uganda es ser un marginado en África. Nacer en Katwe es ser un marginado en Uganda. Nacer niña es ser una marginada en Katwe».

 

 

Recomendadas Noticias

Ruta mítica del cine

Nueva Zelanda pierde su preciosa serie de Amazon

Fallece Pat Hitchcock, hija de Alfred Hitchcock

About admin

Noticas de interés

Deporte y empoderamiento femenino (2/2).

José María Leiva Leiva   Películas en todas las disciplinas deportivas, y con protagonismo netamente …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *