domingo , mayo 22 2022
La mala calidad educativa de Honduras es histórica

La mala calidad educativa de Honduras es histórica

Tegucigalpa – El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, aseguró que la mala calidad educativa del país se viene arrastrando históricamente y que la pandemia del COVID-19 solo vino a dejarlo e evidencia y agudizar la problemática.

-La pandemia del COVID-19 solo vino a evidenciarnos lo mucho que tenemos que hacer para avanzar, dice Arnaldo Bueso

Según datos del Observatorio de Educción de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) en los últimos años el aprendizaje de niños y adolescentes ha disminuido en un 20 o 30 por ciento.
 
De ahí la necesidad de retornar a clases semipresenciales de manera segura para que el estudiantado nacional se reconcilie con la intelectualidad y se comiencen a enmendar muchas falencias que hay en la educación virtual.
 
“Esto no es de ahorita, no todo es provocado por el COVID, este es un problema que se agudizó estos dos últimos años porque nos hemos quedado en casa, pero este problema ha sido a lo largo de los años”, manifestó.
 
“Hicimos el lanzamiento del bachillerato virtual para atender a la población que no tiene la capacidad de ir a un centro educativo y es impresionante la cantidad de personas que se han matriculado”, expresó.
 
“La educación del país ha tenido muchas falencias históricas, pero en estos dos años esto ha sido terrible”, aseguró.
 
En ese sentido, mencionó que “esta brecha lo podemos ir cortando abriendo poco a poco los centros educativos, de lo contrario esto va a ser catastrófico”.
 
Infraestructura
 
Al respecto, el funcionario afirmó que están trabajando de manera muy fuerte y constante para remediar la problemática en la infraestructura escolar, pero que este es un proceso que no se concluirá de la noche a la mañana.
 
“Seguimos avanzando en este proceso porque la infraestructura es una gran prioridad, quisiéramos tener todo listo, pero el trabajo de reconstrucción de centros educativos es mucho”, aseguró.
 
“Solo las tormentas tropicales Eta e Iota afectaron 700 centros educativos, muchos ya no existen, otros tenemos que reubicarlos porque están ubicados en zonas de alto riesgo y eso significa una gran inversión, un centro educativo puede ir desde un millón hasta 10 millones de lempiras”, explicó.
 
“El tema de infraestructura es importante, pero es secundario, lo primero es brindar calidad de educación a nuestros niños y jóvenes”, concluyó.
 
Este mes comienzan los pilotajes en educación, tanto en el sector público como privado

About admin

Noticas de interés

Presidente Hernández aboga por un proceso electoral cívico y masivo

Presidente Hernández aboga por un proceso electoral cívico y masivo

Tegucigalpa. – El presidente Juan Orlando Hernández abogó este lunes por un proceso electoral cívico y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *