miércoles , enero 26 2022

The Newsroom, el episodio piloto

 

Como sabemos, “The Newsroom” es una serie de televisión creada por Aaron Sorkin (“El Ala Oeste de la Casa Blanca”, “la Red Social”), y emitida por HBO, que contiene 25 episodios repartidos en tres temporadas, que van del 24 de junio de 2012 al 14 de diciembre de 2014, y cuenta con un elenco integrado, entre otros, por Jeff Daniels, Emily Mortimer, John Gallagher, Jr., Alison Pill, Thomas Sadoski, Dev Patel, Olivia Munn y Sam Waterston. La serie cuenta la historia del equipo de redacción de informativos de una cadena de televisión.

 

Desde luego, su episodio piloto arranca con una intervención espectacular y ciertamente polémica de su protagonista estrella, Will McAvoy (Jeff Daniels), cuando junto a otros dos colegas, asisten a una escuela de Periodismo para responder a las preguntas de los estudiantes. El encuentro se retransmite en directo y un profesor ejerce de moderador. Las preguntas de los estudiantes y la insistencia del profesor para que Will se comprometa, particularmente con su pensamiento político, “no solo inspirará el tono del sitcom, sino además, hace alusión a una serie de cuestiones complejas y profundas sobre el sentido del Periodismo”.

 

De acuerdo con la crítica son: (1) ¿Debe el periodista ser neutral? (2) ¿Debe el periodista estar al servicio de una ideología?, y (3) ¿Qué papel juega el periodismo en la democracia y/o en la grandeza de un país? Pues bien, La transcripción del diálogo en referencia inicia así: “Me llamo Steven, estoy en primero y mi pregunta es para Will McAvoy. ¿Se considera usted demócrata, republicano o independiente?”. Will: Me considero seguidor de los New York Jets, Steven.

 

El moderador, ante la respuesta evasiva de Will, dirigiéndose a éste le dice: “Ya que sacamos el tema, ha evitado sistemáticamente expresar o incluso sugerir su filiación política. ¿Es porque como presentador de noticias cree que la integridad de su emisión se vería dañada?”. A lo que Will responde: “Eso parece una buena respuesta, la hago mía”. Entonces, el profesor señala: Apareció una columna en la web de Vanity Fair de Marshall Westbrook, la habrá visto, en la que lo llama “el Jay Leno de los presentadores de noticias: es popular porque no molesta a nadie”. La respuesta de Will, es un simple reconocimiento: “Sí”.

 

No contento con ello, el Profesor vuelve a la carga: ¿A usted qué le parece? Will: Envidio las cifras de audiencia de Jay. Profesor: ¿Estaría dispuesto a decir esta noche si se decanta por la izquierda o por la derecha? Will: He votado a candidatos de ambos partidos mayoritarios. Entonces, el moderador agrega: Pasemos a la siguiente pregunta. El turno lo toma Jenny, que se presenta diciendo: “Hola, me llamo Jenny, estoy en segundo y la pregunta es para los tres. ¿Pueden decir en pocas palabras…por qué América  (USA) es el mejor país del mundo?”.

Antes de las respuestas dadas por los invitados, se originó en los medios de crítica especializada un debate en torno al término “América”, en el sentido, de si se trataba del Continente Americano, o particularmente de los Estados Unidos de Norteamérica, como en efecto son los alcances que el guión televisivo pretende precisar. Veamos entonces las palabras de estos: Sharon: “Diversidad y oportunidad”. Lewis: “Libertad y libertad. Y espero que siga así”. Will, otra vez evasivo: “Los New York Jets”. (Risas del público). El moderador dirigiéndose a Will le dice: “No. Le pido que conteste a esto. ¿Qué hace que América (USA) sea el mejor país del mundo?”.

 

                                    Will: Bueno, Louis y Sharon ya lo han dicho: diversidad y oportunidad y libertad y libertad. [Breve silencio. Una mujer le muestra un cartel desde el fondo de la sala: “No lo es, pero puede serlo”]. El moderador le insiste: “No dejaré que se vaya sin contestar a la pregunta”. Will: “Bueno, nuestra constitución es una obra maestra. James Madison era un genio. La declaración de Independencia es para mí lo mejor que se ha escrito en América”… El profesor le mira insatisfecho. Y le replica: “Una es un corpus legal y la otra es una declaración de guerra. Quiero me dé un momento humano. ¿Qué hay del pueblo? ¿Por qué América…?”.

 

Con todas las miradas puestas en él, Will, sentencia: “¡No es (USA) el mejor país del mundo!, profesor, esa es mi respuesta”. Y objetando las respuestas de sus colegas, Sharon y Lewis les increpa, por su orden: “¡Sharon! Los editores son unos pringados, sí, hablamos de un centavo de nuestra nómina, pero te golpean con eso siempre que quieren. No cuestan dinero, cuestan votos. Cuestan tiempo de radio y columnas de prensa. ¿Sabes por qué no gustan los liberales? Porque pierden. Si esos… son tan listos, ¿cómo es que pierden siempre, joder?”.

 

Luego le expresa a Lewis: “¿Vas a decirles sin reírte a los estudiantes que América (Los Estados Unidos de Norteamérica) es tan maravillosa y cuajada de estrellas que somos los únicos en el mundo que tenemos libertad? ¡Canadá, tiene libertad! ¡Japón, tiene libertad! El Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España, ¡Australia!, Bélgica, tienen libertad. Hay 207 estados soberanos en el mundo y 180 tienen libertad”. Tras ello, y en términos no muy cordiales se dirige a la alumna que le hizo la pregunta, y le espeta: “por si casualidad entras en una cabina a votar, hay varias cosas que deberías saber y una de ellas es que no hay una sola prueba que apoye la afirmación de que somos el mejor país del mundo”.

 

“Somos el séptimo en alfabetización. El vigésimo séptimo en Matemáticas. El vigésimo segundo en ciencia, el cuadragésimo noveno en esperanza de vida, el 178 en mortalidad infantil, el tercero en ingresos por hogar, el cuarto en mano de obra y el cuarto en exportaciones. Somos líderes mundiales en sólo tres categorías: número de encarcelados per cápita, número de adultos que creen que los ángeles existen y en gastos de defensa, ya que gastamos más que los 26 siguientes juntos, 25 de los cuales son aliados. Ahora bien, de esto no tiene la culpa una universitaria de 20 años, pero perteneces, sin embargo y sin duda alguna, a la peor generación que haya existido jamás”.

 

“Así que cuando me preguntas por qué somos el mejor país del mundo, no sé de qué… me estás hablando. ¿De Yosemite?”. Por supuesto, -lo justifica en sentido positivo- echando una mirada al pasado, por eso le dice: “Claro que lo éramos. Defendíamos lo que era justo. Luchábamos por razones morales. Establecíamos leyes y las derogábamos por razones morales. Librábamos guerras contra la pobreza, no contra los pobres. Nos sacrificábamos. Nos preocupábamos por nuestro prójimo. Poníamos dinero en lugar de hablar y nunca nos jactábamos de ello. Construíamos grandes cosas. Realizábamos avances tecnológicos increíbles”.

 

“Explorábamos el universo, curábamos enfermedades y cultivábamos los mejores artistas del mundo y también teníamos la mejor economía. Tratamos de alcanzar las estrellas. Actuábamos como hombres, aspirábamos a la inteligencia, no la despreciábamos, no nos hacía sentirnos inferiores. No nos identificábamos por a quién habíamos votado en las últimas elecciones, y no, no teníamos miedo. Éramos capaces de ser y hacer todas esas cosas porque estábamos informados por grandes hombres. Hombres reverenciados. El primer paso para resolver un problema es reconocer que existe. Así que América (Estados Unidos) ya no es el mejor país del mundo”. Concluye, y mirando al moderador le señala con un lapidario: “¿Suficiente?”.

 

Curiosamente, con el paso de los años el discurso fue recuperado a través de las redes sociales por muchos usuarios que destacaron como Aaron Sorkin “se convirtió en un adelantado a su tiempo, ya que los argumentos que ofreció Will McAvoy al auditorio están a la orden del día tras los primeros días de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca”. https://www.lavozdegalicia.es/ (6 de febrero de 2017).

Recomendadas Noticias

Nollywood, industria del cine nigeriano (II)

Angelina Jolie acusa a Brad Pitt de violencia doméstica y afirma tener pruebas

Lista de nominados a los premios Oscar

Lista de nominados a los premios Oscar

About admin

Noticas de interés

Ruta mítica del cine (2/2)

OM 21 agosto, 2021 – 12:08 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *