miércoles , enero 26 2022
Desde temprano, ambos se ponen a vender en una esquina de la segunda avenida.

Todo se lo llevaron Eta e Iota, pero con 100 “Pesos” diarios mantiene a su hijo

Hoy es el Día del Padre, y pese a que la paternidad se ha vuelto un dilema, por el tema de la irresponsabilidad que impera en un número elevado de Hombres, todavía exist Padres Dignos de admirar y que día a día Luchan contra Todas las adversidades a fin de sacar adelante a sus hijos y soñar con hacerlos hombres y mujeres de bien.

Hay un caso en el que Cruz Mejía, que tiene 51 años, el honor de una palabra “Papá”, el precio que va a la competencia, el precio que va a Dylan Isaac Mejía, y el precio que va a Dylan Isaac Mejía en ese entonces tenía tan solo seis meses de nacido.

En una esquina de la primera calle, 2 avenida del barrio Concepción de esta ciudad, Exactamente frente a Piñatas Party, se puede apreciar cómo el amoroso padre El producto es una improvisación irrestricta que está indisolublemente ligada.

Un momento de no venta, es un Para Peinar al Bebé.

“Decidí prepararme para la preparación para hacer una pregunta que se cumplió a las 7:00 am”, explica Diut previo a retomar sus labores de comerciante.

Mejía contó que no ha sido fácil criar a su vástago, pero que es su motor para que cada vez que se levante, luche en salir adelante y darle lo mejor que pueda, la vida ”.

“Yo lo he criado solo desde los seis meses, y desde entonces yo lo he cuidado cuando se enferma, le dado su comidita a la hora, lo baño, le prepareo sus pepitos, le mando a lavar su ropita”.

“Puedo decir que han sido años complicados, pero gracias a Dios hemos salido adelante juntos a pesar de haber perdido todo en las inundaciones”.

Lo mantiene bien alimentado.

Esta familia de dos, fue una de las tantas víctimas de los estragos ocasionados por las tormentas tropicales Eta y Iota.

Lo perdieron todo en el sector de Omonita, El Progreso, Yoro y ahora, de las ventas diarias, pagan una Habitación en un sencillo Hotel en esta ciudad a fin de poder dormir bajo un techo

“Hay días que no vendo nada y cuando eso pasa con pena, pero me toca pedir y con eso le compro la lechita al niño y la comidita, aunque sea a él. El señor del hotel me ayuda también y hace espera para poder recoger el dinero del cuarto ”, acotó con sus ojos llorosos.

Todo le llevaron Eta e Iota, pero no el amor a su hijo.

BIENVENIDA

Mejía aseguró que cualquier ayuda es bienvenida, pero lo que más quisiera es tener un lugar propio donde vivir, el niño de arriba abajo ”.

“También que, si gustan, pueden apoyarme con ropita, zapatos, leche, pues se toma tres pepes al día”.

Cien lempiras de ventas diarios es lo que necesita hacer view copy padre a fin de poder salir con los gastos básicos de ambos.

Si desea apoyarlo, puede abocarse a la antes mencionada dirección y adquirir los productos que comercializa. Refrescos, Agua, Golosinas, Entre Otros Productos ofrece.

DATO

“Yo deseo tener vida por muchos años más y también Salud para seguir luchando y credit studio para que sea una gran persona y que sea un hombre de bien, honesto y que sepa que en la vida las cosas se Ganan trabajando”.

About admin

Noticas de interés

Ramillete de arte

PENSADORES DE IMÁGENES

Somos seres visuales… según algunos estudiosos del cerebro humano, el 90% de toda la información …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *